¿Cómo un seguro puede ayudarte a ahorrar?

Sólo 1,5 millones de colombianos había adquirido un seguro de vida individual a diciembre de 2015.

¿Cómo un seguro puede ayudarte a ahorrar?

18 de Julio del 2016
Bogotá

Aunque suene un poco extraño, adquirir un seguro en cualquiera de sus modalidades puede resultar a largo plazo una inversión preventiva que podría ahorrarte no sólo dolores de cabeza sino dinero.

 

Reservar tu seguro puede traer beneficios y aunque evidentemente lo mejor es nunca usarlo, las pólizas, que siempre es necesario leer atentamente, incluyen ampliaciones en las coberturas o servicios adicionales que podrías aprovechar.

 

Generalmente, esta decisión depende del momento de vida por el que estás pasando: comprar un carro, comenzar una familia o adquirir vivienda. Analizar de manera responsable las prioridades de la etapa que estás viviendo te ayudará a tomar la mejor decisión respecto al seguro que más se ajusta a tus necesidades.

 

Seguro de vida

 

Sea cual sea la actividad que desarrollemos en nuestra vida laboral y cotidiana, no podemos eximirnos de riesgos al ciento por ciento, tampoco a nuestros seres queridos. Tomar un seguro es de muchas formas un acto de responsabilidad con nosotros y nuestras familias.

 

Dependiendo de tus prioridades, existen seguros que garantizan la educación de tus hijos y protección integral para tu familia en caso de invalidez o deceso del titular del seguro y, por difícil que sean estas circunstancias, debes ser consciente de tu lugar como cabeza del hogar.

 

Adicionalmente considera que los seguros pueden ser necesarios en caso de afectación a terceros o sus bienes, asumir de forma responsable este tipo de situaciones hablará muy bien de ti a nivel personal y profesional.

 

Seguros para tus bienes

 

Asimismo sucede con el patrimonio que tanto te ha costado y que te esmeras en cuidar; lastimosamente factores como la inseguridad o los desastres naturales están fuera de nuestro control y es importante estar preparados ante cualquier eventualidad.

 

Comprar casa o carro hace parte de nuestra proyección personal y familiar, son bienes que están relacionados con nuestra calidad de vida.  Ante esto, lo mejor es ser preventivo y estar consciente de que, si ocurre un evento desafortunado, podrás recuperar, reparar o reponer tus bienes, garantizando que no vas a tener que entrar en gastos de último momento que puedan afectar tu estabilidad financiera.

 

Para los vehículos el seguro obligatorio está considerado en la ley de tránsito, sin embargo tú decides el tipo de servicio adicional que más se acomode a tus necesidades y presupuesto, para ello existen diferentes niveles de cobertura, desde el que te protege contra robo hasta el que incluye soporte ante fallas mecánicas.

 

A diferencia de los vehículos, no existe seguro obligatorio para tu hogar, a menos que vivas en arriendo y el propietario lo incluya en el contrato. Debes tener en cuenta que el principal seguro para los hogares es el seguro contra incendios y desastres naturales, en estos casos tú también decides la cobertura que deseas.

 

Para tener en cuenta

 

Algo que seguramente no sabes es que reservar tu seguro puede traer beneficios y aunque evidentemente lo mejor es nunca usarlo, las pólizas, que siempre es necesario leer atentamente, incluyen ampliaciones en las coberturas o servicios adicionales que podrías aprovechar.

 

Ten presente que la mayoría de los seguros te brindan cobertura por un año, debes estar pendiente de las fechas de vigencia pues incluso la hora puede hacer la diferencia entre estar cubierto y no.