El juego le ayuda a tus hijos a ahorrar y ganar

3 de julio, 2019

Cuando escuchas la palabra jugar, seguramente la relacionas con entretenimiento,  diversión u ocio, y no te equivocas; sin embargo, el juego también puede implicar una meta de aprendizaje para tus hijos, se trata de una gran herramienta pedagógica y constructiva que te permite aprender lecciones de vida invaluables.

Así las cosas, desde el ángulo educativo, puede ser una manera para infundir en los niños hábitos sanos de ahorro y un mecanismo de aprendizaje para enseñarles la importancia de valorar lo que tienen, que sin lugar a dudas, será muy necesario en el futuro. A continuación, te mostraremos algunas ideas para que pongas en práctica con tu familia.

Tu casa ya no es tu casa, ahora es una “República Independiente”

Para que un país no caiga en la ruina y pueda salir a flote, necesita recaudar dinero por medio de los impuestos. Así que tú, como Presidente de tu hogar, tienes el derecho de recaudar impuestos a tus hijos cuando se peleen entre ellos, digan groserías, no hagan la tarea o el oficio que les pones; dejen la luz encendida de la habitación o cuando el comportamiento de ellos no sea el esperado.

Cada acción indebida que se cometa será penalizada con una cifra acordada por todos. El dinero deberá ir a un fondo común y la idea es que a fin de año puedan comprar algo que siempre hayan querido o bien puede ser para irse a viajar. Lo ideal es que decidan entre todos lo que quieran hacer con él. De esta manera puedes controlar conductas inadecuadas que afectan la convivencia y fomentar el ahorro en familia.

Las 52 semanas

Puede que este sea el juego más conocido y el más desafiante a su vez, pero si lo hacen en familia seguro será más llevadero. Se trata de ahorrar según el número de la semana que corresponda. Ejemplo, en la semana 1, entre todos deberán ahorrar $1.000, en la semana 2 ahora deberán ahorrar $2.000 y así sucesivamente hasta llegar a la semana 52, la última del año. Si son perseverantes, al finalizar el juego habrán ahorrado entre todos $1.378.000. Ustedes deciden si siguen jugando, si se dan un capricho o si lo invierten en algún producto de ahorro.

Desde Fincomercio te invitamos a jugar con tus hijos y a poner en práctica estos sencillos consejos para inculcar en ellos la importancia de ahorrar. Háblales, enséñales a que no vale la pena gastar el dinero en cosas innecesarias y prémialos cuando consigan ahorrar.

 

Jugar puede ser visto como un simulacro que nos prepara imaginariamente para enfrentar venideras situaciones reales y si los niños aprenden ahora hábitos de ahorro que les permitan en el futuro mantener sus finanzas estables, puedes tener la certeza de que te lo agradecerán.

Quizá le interese leer: Los niños y el ahorro, ¿cuándo empezar?