7 consejos de papás exitosos para triunfar

8 de julio, 2019

A propósito de que en junio se celebró el mes de los papás, en Fincomercio queremos homenajear aquellas enseñanzas invaluables que con su sabiduría y amor incondicional han impartido en sus hijos para que en el futuro, ellos puedan ser exitosos y triunfadores.

A continuación, te mostramos algunas de ellas para que pongas en práctica con tu familia.

 

1. Instruye una mentalidad de crecimiento

Inculcar una mentalidad de crecimiento significa hacer distinciones al esfuerzo y voluntad con la que tus hijos enfrentan los desafíos de la vida para así afectar positivamente sus habilidades. 

Esto quiere decir, que si por ejemplo, tus hijos han tenido un gran desempeño en el colegio, deberías felicitarlos entonces por su esfuerzo y dedicación y no porque han sido inteligentes. 

Así ellos empezarán a tener una mentalidad de crecimiento que les permitirá comprender que el éxito se obtiene a partir de la voluntad y el esfuerzo con la que se empeña y que los fracasos no son más que oportunidades para seguir mejorando.

 

La inteligencia es un resultado de nuestra dedicación

 

2. El éxito no se basa en puntajes

Por lo general, los papás exitosos afirman que es un error creer que si los hijos no cuentan con habilidades o talentos excepcionales, fracasarán en la vida. 

Los resultados, puntajes o trofeos son una visión errada del éxito, lo que de verdad importa, es el bienestar, confianza y autonomía que les brindes para que estén motivados. 

Sobreprotegerlos y ser intensos no hará que sean triunfadores. Recuerda, que distinguir su dedicación y esfuerzo es la mejor opción.

 

3. No pierdas la autoridad

Muchas veces, para evitar confrontaciones con nuestros hijos, les toleramos conductas inapropiadas como comer comidas chatarras a la hora del almuerzo o irse a dormir demasiado tarde por estar viendo televisión. 

Aunque nosotros queramos ser los mejores amigos de nuestros hijos, en ocasiones, confundimos nuestro papel y les otorgamos a ellos la autoridad sin darnos cuenta. 

Un estilo de crianza saludable es aquel en el que no tengas que pedirles el favor para que te hagan caso, una orden de los papás tiene que ser acatada sin peros.  La disciplina es una cualidad que los hará exitosos.

 

4. Establéceles las tareas del hogar

Las tareas del hogar enseñan a los niños a ser responsables y a pertenecer a un equipo, valores esenciales para tener éxito en la vida laboral. Esta lección es fundamental en su desarrollo porque les enseña que las tareas del hogar donde viven no pueden ser resueltas por nadie más que por ellos mismos.

 

5. Enséñales a tus hijos resolver sus propios problemas

Una de las más grandes dificultades para los jóvenes es su incapacidad de resolver sus problemas por cuenta propia y muchas veces es culpa de los papás que, sin mala intención, los sobreprotegen porque les da miedo que las adversidades puedan más que ellos, resolviendo en muchos casos sus problemas o asumiendo sus responsabilidades. 

Entonces, así como tú sabes, que no vas a poder estar solucionando todos los problemas que se presenten en sus vidas, debes actuar en consecuencia de ello y dejarlos que sean más independientes y a enseñarles la importancia de asumir el resultado de sus decisiones para que cuando tengan que afrontar sus problemas estando solos, puedan estar mejor preparados.

 

6. Estimula su imaginación

Cuando los niños estimulan su imaginación, aprenden a ser más recursivos. Una manera de hacerlo, es brindarles tiempo en espacios con pocos recursos y sin juguetes, así ellos incorporan en sus juegos mesas y sillas e inventan actividades. Estudios indican que el exceso de juguetes y de cosas materiales hace que los niños no desarrollen óptimamente su imaginación. Comparte más tiempo con ellos en estos escenarios y evita saturarlos con cosas materiales. 

La creatividad sin duda es una cualidad de las personas triunfadoras.

 

7. No los maltrates

Aunque muchas veces sientas que el comportamiento de tus hijos sea merecedor de un par de nalgadas, lo cierto es, que no tienen ningún efecto positivo. De hecho, aseguran que los niños que son maltratados físicamente son más propensos a desarrollar problemas cognitivos y de baja autoestima en la edad adulta. Por eso recomendamos que busques otras formas de impartir disciplina sin llegar a este extremo.

 

Quizá te interese leer: ¿Sabes lo que la música puede hacer por tus hijos?