¿Cómo un microcrédito te ayudará a solventar una crisis económica?

22 de octubre, 2019

El microcrédito en Colombia tiene su origen en los préstamos a tasas supremamente bajas que se otorgaban al sector agrícola para superar la pobreza, ajenos al sector bancario por sus pocas rentabilidades, ya que al ser montos bajos los que se solicitaban, no les generaba ninguna utilidad.

Hoy en día no existe un mecanismo de financiación más importante que el microcrédito para impulsar el desarrollo y crecimiento de las pymes y emprendimientos de distintas clases dado que está diseñado para que los empresarios que no cuentan con grandes ingresos puedan hacer realidad su sueño.

En esta nueva entrega queremos contarte las razones por las que los microcréditos son tan importantes en nuestra economía, además, si estás interesado en buscar financiamiento para tu emprendimiento, debes leer esta nota con atención porque te contaremos los requisitos que necesitas para solicitarlos.

¿Qué es un microcrédito?

El microcrédito sirve exclusivamente para el financiamiento de proyectos de emprendimiento que están hasta ahora incursionando o para el mejoramiento de su producción, por lo que es un error solicitar este tipo de crédito para cubrir necesidades personales.

¿Por qué es tan importante en nuestra economía?

Las crisis económicas por lo general desencadenan en problemas de financiamiento de los bancos a las empresas por temor a perder su dinero, por lo que los microcréditos siempre han actuado como una contramedida a esta situación. 

Estudios indican que no solo en Colombia, sino en toda Latinoamérica, las microempresas emplean la mayor parte activa de la población apta para trabajar, por lo que al no lograr un crédito tradicional en un banco, el microcrédito surge como una alternativa esperanzadora para aquellas porque permite, a pesar de las crisis, que muchas de ellas puedan operar.

¿Cuál es la diferencia entre los préstamos y los microcréditos?

Como lo mencionamos, una de las principales diferencias es que el microcrédito está destinado para ser empleado en la financiación de proyectos, mientras que los créditos se pueden usar para distintos fines y están dirigidos en gran parte para empresas de gran tamaño. Además, los montos de financiación e intereses son muy distintos. 

Algunas características son las siguientes:

  1. Es otorgado únicamente a las empresas que estén clasificadas como una microempresa.
  2. La fuente de pago de la obligación debe ser fruto de los ingresos de la microempresa.
  3. El monto de financiamiento otorgado máximo es de 25 SMMLV ($20.702.900).
  4. Los microcréditos, a diferencia de los créditos tradicionales, son otorgados por bancos especializados, ONG’S, cooperativas, cajas de compensación familiar, entre otras entidades.

Solicita la cantidad exacta

Te recomendamos que antes de solicitar un microcrédito, verifiques la cantidad exacta que necesitas para que luego no estés pensando en un sobreendeudamiento que te traiga dolores de cabeza. 

Lo más importante es que tengas la certeza y las formas que te permitirán cumplir con la obligación que estás adquiriendo.

Quizá te interese leer: Diez errores financieros que debes evitar al adquirir un crédito

Fincomercio apoya tus sueños

En Fincomercio te ofrecemos una línea de crédito especial para que tu negocio siga creciendo. Podrás escoger si inviertes el dinero en la financiación de la cartera, inventarios, proveedores, adquisición de nuevos activos, reparación de maquinaria, entre otros servicios para que tu negocio pueda crecer.

Además, contamos con excelentes tasas de financiación y no hay ningún cobro por el estudio de tu crédito. Recuerda, que puedes obtener financiamiento por un valor hasta de 25 SMMLV.

Haz clic aquí para ampliar en detalle la información.

En Fincomercio queremos que tus proyectos sean una realidad, por eso te invitamos a que conozcas esta alternativa que tenemos para ti.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés. Recuerda que para leer más entradas como esta puedes hacerlo haciendo clic aquí.