5 tips para ir al gimnasio este nuevo año sin caer en el intento

5 tips para ir al gimnasio este nuevo año sin caer en el intento

30 de enero, 2020

Sabemos que uno de los propósitos más frecuentes cuando inicia un nuevo año es ponerse en forma después de las fiestas de diciembre; sin embargo, esa determinación no suele durar demasiado tiempo porque nos dejamos influir de excusas como: “estoy muy adolorido”, “está lloviendo”, “está haciendo mucho frío”, “no veo resultados”, “estoy muy cansado”.

Si eres de los que se propone una y otra vez entrenar en el gimnasio pero a los pocos días terminas por abandonar tu voluntad y no quieres volver a fallar en el intento, Fincomercio te da 5 consejos para que esta vez sea la vencida. ¡Aquí vamos!

1. Define muy bien los objetivos

Así como te hemos dicho que para ahorrar necesitas primero establecer un objetivo (casa, carro, viajes o educación) de igual forma funciona con el entrenamiento en el gimnasio. Existen diferentes tipos de objetivos como adelgazar, fortalecer músculos, tonificarlos, entre otros, para lo cual es importante que establezcas una meta a alcanzar para así determinar un camino adecuado para ti. De esta forma tardarás menos en notar los resultados.

Ahora bien, dicho esto, necesitarás tiempo, esfuerzo y disciplina para que veas un cambio.

2. En el gimnasio encontrarás personas con tus mismos objetivos

Pensar que al gimnasio solamente acuden aquellos con cuerpos esculturales es un error, sin duda alguna podrás encontrar personas con tus mismos objetivos. ¡Intégrate!, ejercitarse con una compañía lo hace mucho más divertido y sin duda podrás sorprenderte gratamente, además, hoy en día casi todos los gimnasios realizan actividades grupales para que así cambies la rutina y estés mucho más animado compartiendo con otras personas.

Tal vez te interese leer:: Comer saludable y barato sí es posible

3. De lo más fácil a lo más difícil

La mejor forma de desarrollar un hábito es comenzando con acciones simples y que te parezcan fáciles para que te generen una gran motivación, es decir, al principio no debes preocuparte por recorrer grandes distancias o levantar determinado peso porque terminarás frustrándote y dejando tu entrenamiento a un lado (no te pongas metas inalcanzables).

Tu enfoque debe ser encontrar el hábito de no faltar al gimnasio, una vez establecido, puedes concentrarte poco a poco en realizar ejercicios más difíciles de acuerdo a tus propósitos. 

IR AL GIMNASIO

4. No existen los milagros en el mundo fitness

Es importante comprender que los resultados no se darán tan rápido como lo esperas. Para lucir un cuerpo fitness que se robe las miradas las próximas vacaciones necesitarás de una ardua disciplina por lo que no debes esperar milagros que no llegarán si no le pones el compromiso necesario. Sin embargo, esto no quiere decir que no sea posible, porque si eres constante, con seguridad podrás verlos más adelante.

No obstante, para animarte, debes tomar en cuenta otras referencias para visibilizar tus progresos por pequeños que sean, por ejemplo, observa cómo te sienta ahora tu ropa o haz la comparación de cómo te sentías antes de empezar a entrenar y cómo te sientes en este momento. Verás cómo día a día tendrás muchas más ganas de ir a entrenar.

5. Aprender de nuestros errores

Pregúntate cuáles fueron las excusas que te motivaron a postergar tu entrenamiento. Lo más importante es aprender de los errores para que puedas superar las situaciones que más de una vez te hicieron abandonar la rutina de ejercicios, así la próxima vez, actuarás de manera diferente y le dirás adiós para siempre a las excusas.

Ahora sí, ya estás preparado para dar lo mejor de tí mismo y así alcanzar todos tus propósitos. Si estás interesado en leer más artículos como este, te invitamos a visitar nuestro blog de Salud y Bienestar haciendo clic aquí.